Celebramos 70 años liderando la hotería del más alto nivel de Punta del Este, ofreciendo una opción de alojamiento diferente, mucho más cálida y personalizada, donde antigüedades y obras de arte conviven con el más moderno confort.

Desde los waffles en el tradicional Salón de Té, el trago o el almuerzo informal en el jardín o la piscina, hasta el más sofisticado servicio de atención empresarial, demuestran la diferencia en el trato, el cuidado de las maneras, el culto por el detalle.

Somos entusiastas convencidos de que lo más importante en la hotelería de hoy es cultivar “el arte del bien recibir”.

Estamos a sólo 4 minutos en auto del nuevo Centro de Convenciones de Punta del Este y a 6 minutos de La Punta y de La Barra.